Mikrogeophagus altispinosa

Mikrogeophagus altispinosa (Pez ramirezi boliviano)

Características, origen e información útil para los aficionados

Mikrogeophagus altispinosa es ligeramente más grande que su primo venezolano Mikrogeophagus ramirezi, el macho alcanza una longitud total de unos 10 cm, las hembras son ligeramente más pequeñas.

Ficha de la especie Mikrogeophagus altispinosa, Ramirezi boliviano

Origen Cuidado Valores del agua Comportamiento Apariencia Equipo Crianza

Nombres

Nombres y sinónimos
Nombres comúnes
Ramirezi boliviano
Nombre científico
Mikrogeophagus altispinosa, Haseman 1911
Sinónimos
Crenicara altispinosa, Haseman 1911; Microgeophagus altispinosus, Haseman 1911; Papiliochromis altispinosus, Haseman, 1911

Origen y distribución

Origen, Hábitat, sexo, esperanza de vida
América del Sur: Esta especie es originaria de las cuencas hidrográficas de los ríos Madeira, Orthon, Tahuamanu y Manuripi en Brasil, así como de los ríos Mamoré y Guaporé en Bolivia.
Hábitat
Microgeophagus altispinosa vive en afluentes, zonas ribereñas y lagos con sustratos arenosos o fangosos en el biodiverso Humedal de Madeira, que alberga más de 400 especies de peces de agua dulce.
Diferencias de sexo
Los machos adultos son más grandes, tienen aletas más largas y son de colores más intensos que las hembras.
Esperanza de vida
4 hasta 6 años

Mantenimiento

Requisitos y cuidados y Nutrición
Tamaño del acuario
161 Litros, longitud 100 cm
Dificultad de atención
Fácil
Tamaño del pez
7 bis 6 cm
Crianza
Desove en sustrato
Comportamiento social
Pacífica; Individual o en pareja

Esta especie debe mantenerse como un solo animal o como una pareja. Puede mantenerse en grupo si el acuario es muy espacioso. Un solo animal o una pareja requiere un acuario con un espacio en el suelo de al menos 100 ∗ 45 cm.

Alimentos: Omnívoro

En su hábitat natural, Mikrogeophagus altispinosa tamiza el sustrato y lo filtra a través de sus branquias para obtener alimento. Aunque el Ramirezi bolivianodie criado en cautividad acepta fácilmente la mayoría de los alimentos, es mejor si se le alimenta con comida viva.

En el acuario, se le debe proporcionar una variedad de alimentos vivos y congelados, como larvas de mosquito, artemia, dafnias, etc., complementados con un alimento seco de buena calidad que se hunda y de tamaño adecuado. Los peces salvajes pueden rechazar esto último al principio, pero aprenden a aceptarlo con el tiempo.

Una dieta equilibrada también incluye frutas y verduras frescas, pero éstas deben cortarse en trozos del tamaño de un bocado.

Alimentaciones: Alimentos vivos, Alimentos congelados, Alimentos Pellets

Valores del agua

Los valores más importantes
Temperatura del agua
24 hasta 28 °C
Valor del pH
6.5 hasta 7.5
Dureza de los carbonatos
1 hasta 3 °dKH
Dureza total
2 hasta 20 °dGH

Comportamiento y compatibilidad

Habitantes del acuario para la especie

M. altispinosa es un pez generalmente pacífico, pero agresivo y territorial durante la época de reproducción. La socialización con tetras, pequeños cory o pequeños loricáridos es posible y beneficiosa para esta especie. La presencia de pequeños bancos de peces ayuda a reducir la timidez natural.

Los peces territoriales o agresivos, incluidos la mayoría de los cíclidos, no son compañeros de acuario adecuados.

M. altispinosus es un cíclido relativamente sociable y lo ideal es mantenerlo en un grupo de 6 a 8 o más, siempre que el acuario tenga 150 centímetros de largo. En tanques más pequeños debe mantenerse individualmente o en parejas, porque los machos suelen volverse agresivos en espacios reducidos y defender sus respectivos territorios.

Esta especie fue importada en 1985 por Horst Linke y Wolfgang Staeck, y las observaciones sobre el hábitat de las que informaron sugieren que la especie parece vivir en confinamiento solitario, excepto en los períodos de reproducción.

Posibles socios del acuario

Cíclidos enanos, tetras neón, corydoras pigmeas, pez molly, colas de espada, Synodontis petricola, pez platy


Apariencia

Los machos adultos pueden alcanzar una longitud máxima de 8 cm. En la forma de su cuerpo, M. altispinosus se parece a otros cíclidos americanos.

Este colorido cíclido, tiene un tono amarillo brillante en la mitad delantera, que se desvanece a un tono verde oliva hacia la parte trasera. Varias rayas verticales adornan su cuerpo, siendo la más notable una gruesa franja desde la parte superior de los ojos hasta la parte inferior de la cara.

El resto de las rayas son débilmente visibles. Las aletas son coloridas, con la dorsal y la caudal terminadas en brillantes tonos de rojo. Las aletas anal y pélvica también tienen bordes rojizos y están salpicadas de manchas azules iridiscentes, lo que confiere a este pez un aspecto llamativo, especialmente con poca luz.


Equipo de acuario

Acuario apropiado para la especie

El equipamiento más importante para el Mikrogeophagus altispinosa es un sustrato blando y arenoso para que pueda alimentarse de forma natural. Los materiales más gruesos, como la grava o los guijarros pequeños, pueden dificultar la alimentación, dañar los filamentos de las branquias e incluso ser ingeridos, causando daños o bloqueos internos.

El resto del mobiliario puede consistir en raíces y ramas de madera colocadas de forma que se creen muchos lugares de sombra y madrigueras. No deben faltar una o dos piedras planas para que los animales tengan un lugar donde desovar.

Plantas de acuario: Aunque las plantas acuáticas Microsorum, Taxiphyllum, Cryptocoryne y Anubias no son nativas de Sudamérica, son adecuadas para esta especie, ya que pueden fijarse al mobiliario. Con la plantación de bordes densos, se pueden proporcionar suficientes escondites, con suficiente espacio para nadar al mismo tiempo.

Filtración del acuario: El flujo de agua de la filtración no debe ser excesivo y deben evitarse los cambios de agua muy grandes, con cambios regulares del 10-15%.

Esta especie requiere agua blanda con un rango de dureza de 2 a 20° dGH y un pH de 6,5 a 7,5. Si el agua de su actuación no es lo suficientemente blanda, la filtración con turba puede ayudar.

M. altispinosa nunca debe introducirse en acuarios nuevos o biológicamente inmaduros. El agua limpia es importante para esta especie de pez. En condiciones de agua deficientes, los peces son propensos a las enfermedades, que se manifiestan primero como una pequeña fosa en el cuerpo y se agravan después con la erosión de la carne alrededor de la cabeza y los poros de la línea lateral.


Cría: Ramirezi boliviano

Reproducción en acuarios

Esta especie desova en el sustrato y es mejor criarla en un tanque de cría separado sin otros peces. Los requisitos más importantes para la cría son una buena alimentación y agua pura.

Si no se dispone de peces adultos sexualmente maduros, es mejor empezar con un grupo de alevines y dejar que se apareen de forma natural.

Después de un tiempo, cuando el macho haya encontrado a su hembra, iniciará el cortejo. Tras unos días de cortejo, la pareja comenzará a limpiar su lugar de desove, normalmente una roca poco profunda, y a retirar la arena. A partir de ese momento, el macho se comporta de forma cada vez más agresiva con sus congéneres y los aleja del lugar de desove. Alrededor del lugar de desove, la pareja construye unos pozos en el sustrato y poco después comienza el desove.

En algunas parejas, al principio se puede observar uno o más desoves de prueba por parte de la hembra, con el macho prestando atención. Sólo entonces comienza el desove, en el que la hembra pone una hilera de 7 a 10 huevos de color gris claro, con forma de huevo, sobre una piedra plana. El macho sigue a la hembra y fecunda los huevos. Este proceso se repite hasta que se han fecundado unos 150 óvulos.

Una vez que todos los huevos han sido puestos, la hembra se coloca directamente encima de los huevos y comienza a abanicar agua fresca en los huevos con vigorosos movimientos de la aleta pectoral. En los tres días siguientes, la hembra se encargará predominantemente del cuidado de la cría, mientras el macho protege el territorio alrededor del lugar de desove contra los intrusos. Tras la eclosión de los alevines, la hembra los lleva a uno de los pozos previamente excavados. También en esta fase de la cría, el macho se hace cargo del cuidado de los alevines de vez en cuando durante breves periodos, pero la mayor parte del tiempo la hembra se encarga de las crías.

Los alevines pueden permanecer con los padres, aunque en un acuario comunitario es probable que se los coman otros peces. Si se quiere aumentar el número de crías que sobreviven, hay que separar los alevines. Asegúrese de que el tanque de alevines tiene valores de agua idénticos. Lo mejor es tomar agua vieja del acuario y utilizar un filtro de esponja para la filtración.

El periodo de incubación dura de 2 a 3 días, tras los cuales los alevines permanecen prácticamente inmóviles durante otros 5 a 8 días y no necesitan ningún alimento adicional durante este tiempo.

En cuanto naden libremente, se les puede alimentar con microgusanos, nauplios de Artemia y similares.



Notas

El Ramirezi boliviano es ligeramente más grande que su primo venezolano Mikrogeophagus ramirezi, el macho alcanza una longitud total de unos 10 cm, las hembras son ligeramente más pequeñas. Aparte de las diferencias de tamaño, los machos de M. altispinosa son más delgados y menos fornidos que las hembras y también tienen extensiones en los radios superiores e interiores de la aleta caudal. Al igual que los cíclidos venezolanos, estos peces son desovadores biparentales en sustrato abierto, a diferencia de los Apistogramma poligínicos que desovan en cuevas.


Sistemática

Extracto de la taxonomía
Orden
Familia
Género

Referencias

  1. Haseman, J. D., 1911 – Annals of the Carnegie Museum v. 7 (nos 3-4) (18): 329-373
    Ein kommentierter Katalog der Buntbarsche, die von der Expedition des Carnegie-Museums nach Zentral-Südamerika, 1907-10, gesammelt wurden.
  2. Chernoff, B., A. Machado-Allison, P. Willink, J. Sarmiento, S. Barrera, N. Menezes und H. Ortega, 2000 – Interciencia 25(6): 273-283
    Fische in drei bolivianischen Flüssen: Vielfalt, Verbreitung und Erhaltung.
  3. Kullander, S. O., 2011 – Zootaxa 3131: 35-51
    Nomenklatorische Verfügbarkeit von vermeintlichen wissenschaftlichen Gattungsnamen für den südamerikanischen Buntbarsch Apistogramma ramirezi Myers & Harry, 1948 (Teleostei: Cichlidae).
  4. Linke, Horst und Wolfgang Staeck, 1994 – Tetra – Presse
    Amerikanische Cichliden I, Zwergbuntbarsche
  5. Morgenstern, R., 2012 – DCG-Informationen 43(4): 74-82
    Mikrogeophagus, Papiliochromis oder Mikrogeophagus – endlich Klarheit?
  6. Robins, C. R. und R. M. Bailey, 1982 – Copeia 1982(1): 208-210
    Der Status der Gattungsnamen Microgeophagus, Pseudoapistogramma, Pseudogeophagus und Papiliochromis (Pisces: Cichlidae).

Otros peces de la familia